• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

martes, 31 de octubre de 2017

Una escuela en Congo recibe pupitres financiados por la parroquia de Picanya

El centro educativo renueva el mobiliario escolar gracias a los feligreses de la parroquia de Nuestra Señora de Montserrat




(AVAN).- La Escuela Saint Edouard de la ciudad congoleña de Kinshasa ha recibido ya los nuevos pupitres para su centro escolar que han podido adquirir gracias a la aportación económica de la parroquia Nuestra Señora de Montserrat de Picanya.
 
Tras las donaciones voluntarias de los feligreses de la parroquia de Picanya se alcanzó la cifra de 6.901 dolares que fueron destinados al proyecto de la renovación del mobiliario escolar que lleva la Fundación Ad Gentes, del Arzobispado de Valencia. 
 
Los niños de este centro escolar “podrán disfrutar de unas mejores instalaciones en sus aulas que les permitirán mejorar el lugar en el que pasan gran parte del día aprendiendo”, según fuentes parroquiales.
 
“Todavía resta un 20 por ciento del dinero total que irá dirigido a la adquisición de las mesas de oficina y de los profesores de la escuela en las próximas semanas”, han añadido.

Las aportaciones han ido obteniéndose a través de la organización de cenas solidarias, rifas, loterías y rastrillos benéficos, que impulsan los feligreses de Picanya. El proyecto de dotar de pupitres a la escuela de Congo fue asumido el pasado mes de diciembre por la parroquia que “cada año dedica parte de sus donativos a un proyecto de desarrollo en el Tercer Mundo”. 


Si quieres ver más fotos pincha aquí 

martes, 24 de octubre de 2017

Oración misionera en Villar del Arzobispo

Las Hermanas Carmelitas Descalzas nos regalan esta preciosa crónica de lo que allí vivimos.


Este pasado domingo, día del DOMUND, tuvo lugar en la capilla del monasterio de las Carmelitas Descalzas de Villar del Arzobispo una Oración Misionera. 
Convocados por la Comisión Diocesana de Misiones, nos encontramos una nutrida asamblea de personas procedentes de las Parroquias de Chulilla, Losa y Villar del Arzobispo, con sus respectivos párrocos. 
¿Objetivo? Unirnos con nuestra oración a los misioneros, que están entregando su vida, día a día, normalmente en situaciones nada fáciles, para que a todos los hombres llegue la noticia y la experiencia del amor de Dios. El silencio de adoración e intercesión ante el Santísimo ocupó un lugar importante. Compartimos la oración de la Iglesia con el rezo de Vísperas, presididas por D. Arturo García, Presidente de la Comisión, y contamos con el testimonio de Onofre, seminarista de sexto curso, que nos compartió su testimonio de misiones este pasado verano en Perú.


Dos sacerdotes, ocho seminaristas y dos chicos más, siendo valientes, como rezaba el lema del DOMUND de este año, participaron durante el mes de julio en la misión. De las realidades que más le llegaron, Onofre destacó el testimonio de los misioneros, su dedicación para atender a las comunidades, dispersas, distantes unas de otras y con muy mala comunicación; su permanencia, sin huir en los momentos más duros. Nos contaba que en los momentos en los que el terrorismo arreciaba con fuerza en la zona, mucha gente huyó para salvar la vida, pero que los misioneros no huyeron. Se quedaron y eso hizo que ganaran mucha credibilidad y que muchas personas se abrieran a Dios. También en las frecuentes inundaciones, que devastan la zona, las personas se sienten amparadas por su presencia y su ayuda. Ahí los misioneros se hacen claros instrumentos de Dios para los demás. Nos invitaba a pedir por ellos, que dan la vida para hacer llegar a Dios adonde no se le conoce y nos invitaba a nosotros a llevar a Cristo también a los que tenemos más cerca que, teniéndolo todo, no siempre tienen la alegría del Evangelio. 
Fue un regalo unirnos con más conciencia a la misión de la Iglesia, apoyándola desde nuestra oración. 

viernes, 20 de octubre de 2017

PRESENTADO EL DOMUND EN LA DIÓCESIS DE VALENCIA

Las parroquias valencianas dedican este domingo oraciones y colectas para las misiones con motivo del DOMUND


La diócesis de Valencia, la segunda que más recauda, tiene más de 220 misioneros en el mundo

(AVAN-).- Todas las parroquias de la diócesis de Valencia dedicarán este domingo oraciones y realizarán colectas especiales con motivo de la celebración del Domingo Mundial de Propagación de la Fe (DOMUND), cuyo lema es “Sé valiente, la misión te espera”.

Con esta campaña, que ha sido ha sido presentada hoy en Valencia, “queremos acercar la labor de los misioneros, que necesitan, sobre todo, que recemos por ellos, porque deben superar grandes dificultades y hacer cosas casi imposibles a nivel humano, y también más vocaciones misioneras para llegar a esos lugares donde no aún no están presentes”, ha indicado el delegado diocesano de Misiones del Arzobispado, Arturo Javier García.

Además, la campaña busca “el apoyo económico de todos porque el anuncio del Evangelio supone un proceso de dignificación y humanización que va acompañado de la construcción de colegios, comedores, centros sociales, que deben ser atendidos”, ha añadido.

En 2016, la archidiócesis de Valencia fue la segunda que más recaudó en España en la campaña del DOMUND para las Obras Misionales Pontificias, con 670.351 euros, el 70 por ciento recogido por las parroquias, además de cerca de 150.000 en donativos particulares y más de 70.000 en colegios.

En Valencia se instalarán mesas petitorias en el Mercado Central y en el de Russafa, el sábado, y el domingo en la calle Navellos, frente a la iglesia de San Lorenzo, y en la Plaza de España.

Testimonios misioneros de Perú y Nicaragua

En la presentación de la campaña han tomado parte los sacerdotes misioneros valencianos Francisco Ferrer Bravo, que estuvo seis años en Perú, y Enrique Molina Llácer, que ha intervenido telefónicamente desde Nicaragua, donde permanece desde el año 2005.

Francisco Ferrer ha destacado que su labor como misionero ha sido “muy gratificante, en todos los sentidos, a pesar de los problemas que encuentras en la misión, sobre todo en las personas más pobres y humildes, y es gratificante por la convivencia y porque compartes con ellos la fe y el hacer frente a las dificultades apenas sin medios, algo que llena todo el corazón a cualquier persona, y también al misionero”.

El sacerdote, natural de Pobla del Duc y de 42 años, marchó como misionero a Perú en 2010, donde estuvo hasta finales de 2016, y desde principios de este año es párroco en Santa Teresa de Jornet, en Valencia. En Perú desarrolló sus labores pastorales en dos parroquias, una ubicada en una zona muy pobre del país, impulsó la creación de las Cáritas parroquiales e hizo especial hincapié en el acompañamiento a familias y parejas, ya que la gran mayoría se encuentran desestructuradas. Precisamente de las personas con las que ha compartido la misión ha destacado que “son gentes con esperanza, que luchan por superar las dificultades, y esa esperanza que me transmitían me ayudaba a seguir mi misión”.

Por su lado, Enrique Molina Llácer, sacerdote de 53 años natural de L´Alcudia de Crespins, actualmente es misionero en Juigalpa, Nicaragua, en la parroquia del Divino Niño, que comenzó siendo una capilla en el año 2005, y que además de atender a las familias que viven en el territorio se ocupa de atender semanalmente a los presos preventivos de la zona.

Enrique Molina, cuya vocación le vino a través del Movimiento Juniors de su pueblo, ha subrayado que la labor del misionero “abarca las realidades que viven allí, momentos de incertidumbre, también compartir la fe, los sacramentos, todo lo que conlleva una parroquia misionera porque no nos conformamos con que vengan sino que salimos a los barrios” y en la misión “lo que vivimos es una mutua evangelización entre las comunidades y el misionero”.

Un total de 225 misioneros valencianos en el mundo

En la actualidad, España es el país que más misioneros aporta al Tercer Mundo, con cerca de 13.000, de los que un total de 225 son valencianos, tanto sacerdotes y religiosos y religiosas pertenecientes a órdenes y congregaciones como a la Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana (OCSHA), como laicos.

Del total de misioneros valencianos, 156 se encuentran en América, 31 en África, 13 en Asia, 23 en Europa y 2 en Oceanía. Por países, Perú es el que cuenta con mayor presencia misionera de valencianos, con 19, seguido de Colombia, con 18, Venezuela, con 12, y Argentina, con 11.

El lema de la campaña del DOMUND de este año es “Sé valiente, la misión te espera”, recordando que “los misioneros son un modelo para todos los cristianos y para la sociedad actual”. Su valentía “consiste en confiar en el Señor, como lo hacen los pobres con los que viven, que saben superar las dificultades desde esta confianza”.

Por último, con motivo del DOMUND, varios misioneros desarrollarán la animación misionera en las misas de este fin de semana en la Catedral y en la Basílica de la Virgen de los Desamparados, donde explicarán la labor que llevan a cabo los sacerdotes y religiosos católicos en sus países de misión. Igualmente, está previsto que jóvenes y seminaristas que participaron este verano en misiones ofrezcan su testimonio en diferentes parroquias de la diócesis, como San Miguel y San Sebastián, de Valencia o San José de Ontinyent, así como en varios colegios de Albal, Alcàsser, Manises o Godella, entre otros. 

(Fotografías. A la izquierda, el delegado diocesano de Misiones, Arturo Javier García, a la derecha, el sacerdote misionero valenciano Francisco Ferrer. Firma: A.Sáiz)

martes, 17 de octubre de 2017

Los jóvenes de #VeranoMisión retoman el curso

El pasado domingo 15 de octubre tuvo lugar en la delegación de misiones de Valencia la primera reunión para preparar las experiencias misioneras de verano. En esta ocasión se dieron cita más de 25 jóvenes con inquietud misionera que escucharon atentamente las experiencias de verano de sus compañeros.



El encuentro estuvo marcado por el testimonio que cada uno de los grupos que participaron este verano quiso contar a sus compañeros. "Encontrarnos con compañeros que hicieron el proceso formativo el año pasado con nosotros y tuvieron otro destino en verano ha sido muy provechoso"- nos cuenta Carmen, voluntaria en Perú.

Grupos de Mozambique, Perú, República Dominicana, Togo y Honduras compartieron su experiencia y animaron a los nuevos voluntarios a perseverar en la misión.

Si quieres vivir un verano misionero todavía estás a tiempo, visita nuestra sección VeranoMisión y contacta con nosotros.